EEUU, campeón del mundo


EEUU vuelve a ser el campeón del mundo de baloncesto dieciséis años después de conseguir su último cetro mundial. Seguramente éste sería el mayor titular que nos deja la competición que ha centrado la atención del mundo del baloncesto durante las dos últimas semanas, pero la verdad es que ha habido mucha intensidad durante todo el campeonato, donde hemos visto sorpresas, decepciones y, sobre todo, mucho baloncesto de calidad.

En lo relativo a la selección española, lo cierto es que no han estado al nivel que se les suponía. Jugaron una primera fase bastante decepcionante, en la que perdieron contra Francia (equipo claramente inferior), y Lituania (desperdiciando una ventaja de 18 puntos en el tercer cuarto), y ganaron el resto de partidos contra Nueva Zelanda, Canadá y Líbano sin demasiado brillo y apretando solo al final, lo cual revelaba una clarísima falta de concentración y quizás hasta de motivación en estos primeros partidos casi de transición.

Sin embargo, gracias a la sorpresa que dio Nueva Zelanda ante Francia, España se clasificó como segunda de grupo, lo cual hacía que no coincidiéramos con Estados Unidos en los cruces hasta una hipotética final. En octavos de final, nos enfrentamos a Grecia, ante la cual España ya se puso las pilas y se acercó más al nivel que había mostrado otros años, con buen acierto en el tiro exterior y buenas salidas al contragolpe. Desde luego no fue una victoria sencilla, ya que los helenos siempre venden muy caras sus derrotas, pero España aun teniendo un par de pequeñas pájaras en el segundo y tercer cuarto supo imponer su ritmo y llevarse el partido. Aquello supuso una inyección de moral y de recuperación de la confianza perdida en la fase anterior de cara al siguiente partido de cuartos de final contra Serbia.

Sin embargo, nos encontramos contra un equipo serbio que, a pesar de su juventud (su jugador más veterano cuenta con 27 años), ha madurado mucho desde la final del Europeo del año pasado, y plantearon un partido muy intenso en defensa, manteniendo durante los cuarenta minutos el ritmo que siempre les convenía, a lo que si sumamos un acierto enorme desde la línea de tres puntos les convierten en un equipo muy difícil de alcanzar. No obstante, España se mantuvo siempre cerca en el marcador, prácticamente no hubo distancias de más de cinco o seis puntos (aunque también es cierto que estuvimos siempre por detrás). Desde luego se echó de menos la mejor versión de hombres como Gasol o Ricky Rubio, que estuvieron perdidos durante todo el campeonato, aunque la colaboración de Garbajosa desde el triple y Fran Vázquez y Felipe Reyes en los tableros y la lucha incansable de Rudy Fernández nos hizo llegar empatados a falta de una última posesión en manos del equipo balcánico. Scariolo optó por defender sin cometer falta personal, y el jugador del Olympiakos Milos Teodosic acertó con un triple desde ocho metros a falta de tres segundos para acabar el partido, mandándonos a casa sin llegar a la lucha por las medallas.

En mi opinión, la razón por la que España haya estado por debajo de sus posibilidades seguramente sea la relajación que hayan supuesto los éxitos de los últimos años, y simplemente a partir del Europeo de Lituania del año que viene, haya que volver a los orígenes y ser el equipo que quiere ganar hasta a las chapas desde el primer minuto de juego del campeonato. Este espíritu solo lo he visto este año en Rudy Fernández, y por el contrario he observado que hombres importantes como Marc Gasol o Juan Carlos Navarro estaban más confiados y no ponían la intensidad que deberían, aparte de Ricky Rubio, al que en esta ocasión parece que le hayan venido grandes los galones de tener que sustituir a Calderón y no ha estado a buen nivel, ni mucho menos. Si además Mumbrú y Raúl López han estado muy discretos, Felipe Reyes, Garbajosa y Fran Vázquez intermitentes, y San Emeterio y Claver apenas han disputado minutos parece difícil conseguir buenos resultados. Y con todo ello, hemos llegado a cuartos de final y hemos perdido por un triple lejano bien defendido, por lo que tampoco hay que alarmarse porque no creo que sea el final de un ciclo; no hay que perder la confianza en este equipo y solamente esperar que la próxima ocasión estén todos los jugadores bien mentalizados y con ganas de comerse el mundo como en los anteriores campeonatos.

En el resto de selecciones que han participado en el campeonato, yo destacaría a la finalista Turquía, que lo cierto es que han jugado un campeonato completísimo, en el que con su público volcado con ellos han sabido responder y han firmado victorias de mucha calidad y en la que ha destacado la figura de su base Kerem Tunceri. Nuestro verdugo en cuartos, Serbia, también ha estado bien, y solo su falta de concentración al defender penosamente mal la última jugada de las semifinales ante los turcos les privó de jugar la final. Se trata de un equipo muy joven pero con mucho talento que empezó a despuntar el Europeo pasado y que creo que van a dar mucha guerra en los próximos campeonatos, ya que tienen un recorrido fantástico. También cabe destacar al veterano equipo de Argentina (finalmente quintos al ganar el partido por la quinta plaza a España), en que ha sobresalido la figura de Luis Scola y que ganaron el que para mí ha sido el mejor partido del Mundial, el Argentina-Brasil de octavos de final; y también a Lituania, que ha sido probablemente la gran sorpresa, ya que venían con un equipo muy poco experimentado y con la ausencia de varias de sus estrellas (salvo Kleiza) y que ha terminado alzándose con la medalla de bronce. Por último, no nos podemos olvidar del equipo campeón, Estados Unidos. Lo cierto es que no han tenido problemas para ganar ningún partido, aunque hubiera sido otra historia si no llega a ser por el joven Kevin Durant, MVP del campeonato con todo merecimiento, y que ha llevado a su equipo en volandas hacia el trofeo.

Como balance final, lo cierto es que a pesar de ser un Mundial a priori descafeinado por la ausencia de las grandes estrellas (Nowitzki, Ginobili, Gasol, Tony Parker, etc.), hemos presenciado grandes partidos y se ha sido un bonito espectáculo, como siempre. I love this game!

1 comentarios:

Nico dijo...

Bueno, por lo menos ganó USA. Ya que España quedó fuera que el que gane sea el otro gran favorito.

Publicar un comentario